¿Qué tan fan eres de los carritos de juguete? (Parte 2)

Los autos de juguete más valiosos

Cuando los autos son tu pasión, el tamaño en el que vengan puede pasar a segundo plano ya que su verdadero valor reside en la diversión que te puedan dar y en los momentos inolvidables que puedas vivir con ellos. Es precisamente por ese motivo que hoy te presentamos la segunda entrega con cinco de los carritos de juguete más caros del mundo.

No olvides leer la primera entrega de ¿Qué tan fan eres de los carritos de juguete? (Parte 1).

 

Un pequeño futurista

Sin duda una de las marcas que todos recordamos con mucho cariño cuando hablamos de carritos de juguete, es Hot Wheels, quienes al final de la década de los sesenta lanzaron el Beatnik Bandit con un diseño futurista, detalles en cromo, burbuja de plexiglás y un color rosa intenso que se convirtió en toda una revelación, sin embargo al poco tiempo dejaron de producirlo y ahora está valuado hasta en 15 mil euros ya que es bastante complicado encontrarlo.

 

Más que un clásico

El furor que puede levantar la marca Dinky entre los coleccionistas de carritos de juguete es muy especial y por eso no nos sorprende que uno de los más caros, pertenezca a esta firma. Hablamos del Modelo No. 22 “W.E.BOYCE” (preguerra), una furgoneta de metal que en los años treinta era parte de un kit de ferrocarril, pero que en la actualidad alcanza un precio de 22 mil euros.

 

Una explosión de color

Eso es todo lo que podemos pensar al mencionar el prototipo de Volkswagen Beach Bomb desarrollado en 1969 por Hot Wheels. Se trata de una furgoneta color rosa y bastante espaciosa, ya que en el compartimiento trasero podía transportar un par de tablas de surf. Es esta característica lo que le ha valido tener un costo de hasta ¡125 mil euros! Ya que es considerada particularmente amplia.

 

Lujo a otra escala

Por excelencia un Lamborghini Aventador es sinónimo de lujo deportivo y su edición a escala 1:8 no se queda atrás, ya que tanto su interior como el exterior son una réplica exacta del modelo original. Tan exacta que el valor de este pequeño deportivo rebasa muchos presupuestos, al costar seis millones de euros.

 

Más que un metal precioso

Qué mejor forma de cerrar este conteo sobre los carritos de juguete más caros del mundo que con el Lamborghini Aventador Edición Oro, otra réplica exacta a una escala 1:8 del modelo original pero con la particularidad de cada detalle de la carrocería está bañado en oro, convirtiéndolo en el más caro del mundo al costar la sorprendente cantidad de 7.5 millones de euros.

¿Te imaginabas el valor monetario de estos pequeños bólidos? Para nosotros definitivamente fue toda una sorpresa que nos deja ver que la pasión por los autos y la velocidad se disfrutan a cualquier escala, siempre con la seguridad de contar con unas llantas como las nuestras. ¿Cuál fue tu favorito?