¿Cómo afecta el calor a tus llantas y neumáticos?

Técnico especializado tomando la temperatura de una llanta

Cuando llegan las altas temperaturas, en especial durante el verano, el calor del pavimento puede superar hasta en diez grados al clima exterior, y esto repercute directamente en los neumáticos. Por eso es muy importante que tengas tus llantas a la presión correcta para evitar que estas se vean afectadas.

¿Pero cómo afecta directamente el calor?

El efecto de las altas temperaturas

Si la presión es inadecuada, la banda de rodamiento al tener más contacto con el suelo se calentará antes y como consecuencia se desgastará más rápido, disminuyendo su vida útil hasta en un 15%. Además el consumo de combustible se verá afectado hasta en un 10% más de lo normal, ya que el esfuerzo para rodar será mayor.

Estos efectos ocurren por la fricción que tienen las llantas con el suelo al estar el auto en movimiento, ya que generan un calor excesivo sobre los neumáticos. Entre más rápido se desplace el coche, mayor desgaste tendrán las ruedas.

Existen algunas recomendaciones para contrarrestar el efecto del calor. Vamos a conocerlas.

Tips que debes seguir

-  Recuerda revisar la presión de tus llantas para evitar que se desgasten. El calor afecta severamente a unas ruedas con una presión inadecuada.

- Conducir con cuidado y evitar los excesos de velocidad, ayudan a no elevar la temperatura de los neumáticos por encima de lo normal.

- Recuerda siempre verificar el estado de la banda de rodamiento. Un dibujo con menos profundidad, hará que la banda se caliente rápidamente.

- En caso que las llantas muestren un desgaste notable, es necesario cambiarlas por otras. El calor deteriora todos los componentes.

Carretera en el desierto

¿Cómo enfrentar la carretera?

Cuando llega el verano, llegan las vacaciones y con ello también las olas de calor. Por eso, muchos automovilistas aprovechan para salir de la ciudad y salen a carretera. Y es aquí donde hay que tener precaución.

El pavimento durante esta época del año se calienta muchísimo y las bandas de rodamiento son las principales afectadas; así que recuerda respetar todos los señalamientos y sobretodo los límites de velocidad, ya que entre más rápido “corras”, más penetrante será el calor sobre tus neumáticos.

Además, cuando salgas a carretera revisa que todos los niveles de tu auto sean lo óptimos, que tus ruedas tengan la presión correcta y que tu llanta de refacción también esté bien inflada.

¿Se te ocurre alguna otra recomendación? No dudes en escribirnos y dejarnos tus comentarios

¡Nos leemos a la próxima!