¿Conducir con lluvia una camioneta es seguro?

Estamos seguros que tu camioneta es una herramienta fundamental cuando se trata de trabajar duro para mantenerte como una opción siempre confiable para tus clientes, pero debes estar consciente de que algunas veces el camino puede complicarse y la lluvia puede ser el motivo. Por eso te compartiremos algunos consejos que puedes seguir para seguir en movimiento bajo este tipo de clima.

Todo un reto

Definitivamente conducir con lluvia es un reto para cualquier conductor, ya que pone a prueba todas tus habilidades frente al volante pues la visibilidad del camino disminuye y los limpiaparabrisas pueden desviar tu atención, de ahí que es importante tener una gran capacidad de concentración y sobre todo de reacción para responder ante cualquier eventualidad.

Momento clave

Uno de los principales puntos que debes tener en cuenta es que cuando el camino está mojado la fricción entre éste y los neumáticos disminuye, especialmente durante los primeros minutos en los que se forma una capa resbaladiza cuando el agua se mezcla con los residuos de aceite, polvo y suciedad, haciendo que derrapes con más facilidad y que la carga complique esta situación, por lo que te recomendamos disminuir la velocidad y no realizar cambios de dirección de manera brusca.

También te podría interesar saber cómo tomar una curva en carretera.

Aquaplaning

Este tipo de cuidado en asfalto mojado también debes tenerlo en situaciones más complicadas como cuando se presenta el aquaplaning o hidroplaneo que es la pérdida de tracción cuando la cantidad de líquido es mayor a la que los surcos o dibujos de los neumáticos pueden expulsar del camino, por lo tanto la presión del agua se acuña debajo de la cubierta del vehículo y lo levanta del pavimento.

Es justo en ese momento cuando se presenta el aquaplaning, pues la fricción se reduce o desaparece totalmente, anulando el contacto de los neumáticos con el pavimento. En este punto te recomendamos tratar de mantener un control firme de la camioneta, reducir la velocidad sin usar el freno de mano ya que podrías volcar y dejar que llegue a una superficie con menor cantidad de agua hasta que recupere la fricción.

En Firestone estamos conscientes de que este tipo de situaciones son una realidad por lo que también te recomendamos contar con un buen equipo de llantas como las TRANSFORCE H/T que le ofrecen a tu camioneta un gran desempeño con una tracción sólida y silenciosa en condiciones mojadas que además es resistente a los desgarros y a la abrasión.

Toma precauciones

Consideramos que si vas a conducir con lluvia es bueno que tengas en cuenta recomendaciones generales como:

  • Mantén tu camioneta a una buena distancia del vehículo de enfrente.
  • Enciende luces y faros para anunciar tu siguiente movimiento y mantenerte visible para los demás.
  • Evita frenar o rebasar intempestivamente.
  • Ten a la mano un paño para desempañar los vidrios en caso de que lo necesites.
  • Antes de salir revisa el estado de las llantas, los limpiadores y los frenos.
  • Si la lluvia es demasiado densa, haz una pausa y orillate en un lugar seguro hasta que ésta disminuya o pase por completo.

¿Entonces es seguro?

Después de conocer toda esta información podemos decirte que mientras tengas las precauciones pertinentes, manejar tu camioneta con lluvia, lo es.